La soledad con soledad se cura

Recuerdo que de niño me gustaba leer, estudiar. Me gustaba jugar solo, me gustaba estar solo, y esto, la soledad, es algo que siempre me ha acompañado.

La soledad con soledad se cura.

Hay gente que está sola aún estando rodeada de gente, hay otra gente a la que la soledad la mata, es una pesada losa que les oprime el pecho y no lo soportan. Suele pasar mucho con la gente más mayor.

A mi me gusta la soledad, y de hecho la busco, me siento cómodo en ella, aunque no todos los días es igual.

Si, estoy solo, por propia voluntad, y así quiero seguir. Pero hay muchos tipos de soledades, no nos vayamos a los tópicos. La mía es una soledad diferente, y paradojicamente no estoy solo en esta soledad, se que hay más como yo, los siento, irradian en la distancia ondas solitarias, ondas que solo nosotros, seres solitarios, recibimos.

No me gusta la gente, su chirriador ruido, sus falsas sonrisas, su felicidad comprada a crédito. Huyo de las masas, civilización incivilizada.

Pero nada en este mundo es perfecto, y a veces la soledad te traiciona y te apuñala por la espalda, hundiéndote en el pozo ciego de tu más oscuro ser, donde nunca llega el sol. Y es en esos casos, cuando te bajan las defensas de tu infranqueable muro hecho a base de distanciamiento anímico, cuando sales corriendo en dirección opuesta a tu soledad para estár aún más solo, donde te sientes seguro e imbatible.

Porque realmente, la soledad con soledad se cura.

Anuncios

12 comentarios en “La soledad con soledad se cura

  1. Reflexión que únicamente uno entiende en el preciso momento que se escribe… aunque no te entienda, soy de esa especie rara de ser que supuestamente va en contra de la naturaleza humana tan antinatural, jeje
    A veces solía pensar yo que en esos momentos era cuando verdaderamente me daba cuenta de que existía y estaba vivo…
    En fín, como dice el comentario anterior, por paradófico que parezca a tu reflexión, una birra con los amigos, por vano que parezca ayuda a comprender o al menos a desconectar, jejeje

    Saludos

    Me gusta

  2. Yoyo:

    “Vengo de una raza notable por la fuerza de la imaginación y el ardor de las pasiones. Los hombres me han llamado loco; pero todavía no se ha resuelto la cuestión de si la locura es o no la forma más elevada de la inteligencia, si mucho de lo glorioso, si todo lo profundo, no surgen de una enfermedad del pensamiento, de estados de ánimo exaltados a expensas del intelecto general. Aquellos que sueñan de día conocen muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche. En sus grises visiones obtienen atisbos de eternidad y se estremecen, al despertar, descubriendo que han estado al borde del gran secreto. De un modo fragmentario aprenden algo de la sabiduría propia y mucho más del mero conocimiento propio del mal. Penetran, aunque sin timón ni brújula, en el vasto océano de la “luz inefable”, y otra vez, como los aventureros del geógrafo nubio, «agressi sunt mare tenebrarum quid in eo esset exploraturi».

    Así escribe, maravillosamente, Edgar Allan Poe en su cuento Eleonora.

    Si, estás solo. Y vas a estar más solo aun. Es el precio que se debe pagar por la genialidad.

    Llevas mucho tiempo esforzándote por aprender y, a través de Linux, has logrado huir de la mediocridad. Has logrado entrar, con todo tu esfuerzo, al grupo de los “necesarios” y por esa razón, los “demasiados” te odian y se alejarán de ti.

    De tanto escudriñar, sin darte cuenta, te has transformado en un jugador de las “ligas mayores” y ya no necesitas que otras personas avalen tu capacidad con certificados, títulos y esas cosas.

    Tu sabes que los viejos damos consejos, porque ya no podemos hacer las maldades que hacíamos cuando jóvenes.

    Cuando el cáncer se llevó todo mi patrimonio, también se llevó a mis amigos, porque no eran amigos míos, eran amigos de mis cosas.
    Entonces aprendí a buscar y a descubrir dónde estaba mi verdadero lugar y ¿sabes dónde los encontré?, en mis plantas, mis peces, mis perros, la música en todos sus estilos y formas, la literatura y mis propios pensamientos.

    Repaso constantemente mis viejos libros de Ingeniería, me ejercito en cálculo, física de materiales y esas cosas que hice tanto tiempo, no vaya a ser que, en la próxima vida, si es que la hay, se necesite un ingeniero y me pillen sin entrenar.

    A pesar que hasta mis parientes cercanos se alejaron de mí, jamás me he sentido más acompañado que ahora y mi coeficiente de felicidad, yo diría que llega a un 95%.

    ¡Arriba los ánimos, amigo! Que estás en las puertas de comenzar a tener otras aventuras y a conocer otras calidades.

    Eduardo.

    Me gusta

      • Hola René!
        Tengo lazos muy grandes con tu país. (es Paraguay,¿verdad?)
        Mi padre, madre y hermano mayor trabajaron como 6 años por allá.
        Es una larga historia. Todavía nos quedan algunos terrenos por allá.
        Saludos.
        eduardo.

        Me gusta

      • Si, sí.. Paraguay..
        Que bueno..
        Espero que haya sido una grata experiencia para tu familia..
        De todas formas, aunque sea una larga historia, me da curiosidad, pues siempre es bueno encontrar a alguien en el otro lado del mundo, que conozca algo (bueno o malo) de tu país..
        Por si quieres, me puedes enviar tu correo a rene@opentrashbox.org (es un correo desechable) y estamos en contacto. 😀

        Me gusta

  3. Yo tengo mis días en que amo la soledad..
    Y algunos pocos días en que busco la compañía de alguien.. a quien ignorar..
    Después de 5 años acompañado, reacostumbrarse a la soledad cuesta, pero no se está sólo, el orgullo es siempre una compañía..

    Me gusta

  4. Hola,

    Yo valoro mucho la soledad, hubo años en que me encontré muy solo, pero gracias a ello aprendí a ser independiente y no seguir a las masas ni a las modas. Ahora muchos años después tengo mis hijos y mi mujer y siempre me siento acompañado, pero aún así nunca he dejado de lado a mi amiga, que siempre sabe responder cuando la llamo, en las horas nocturas que navego en los mares del hipertexto o cómo bien decís reabro los libros de programación, de historia antigua, mis vinilos de música, mi películas favoritas de Tarkovski o Kurosawa.

    Está canción, del rapero Xhelazz, me acompaña muchas veces en esos momentos:

    Me gusta

  5. Con todo el cariño y el respeto, pero sublimar la soledad es autoengañarse. Aunque la presentemos como una opción personal, la soledad prolongada no es buena para nadie. Los humanos somos animales gregarios y necesitamos a los demás para tener una vida psíquica sana. Perdón si parece psicología barata, pero hay que aprender a salir de nuestro ensimismamiento, superar los miedos y abrirse a los demás.

    Me gusta

  6. Dos cosas: sí te gusta la gente, la prueba es que sos putamente social, por eso tenés blog, visitás foros y estás activamente relacionado con cuanta distro te interese. Lo que no te gusta es TOOOOODA la gente, en especial los gilipollas (mayoría??) porque justamente son eso, unos putos gilipollas retrasados mentales que hablan sólo de futbol o clima, hipócritas, mentirosos y envidiosos. A quién le gusta esa gente? A nosotros seguro que no. La diferencia entre ellos y nosotros es que nosotros no sólo nos damos cuenta de eso (muchos se dan cuenta) sino que tenemos personalidad para mandarlos a cagar por mediocres. Y eso, justamente eso, que los señalemos como MEDIOCRES es lo que no nos perdonan 😉

    El tema de la soledad es sencillo: gente como nosotros NUNCA ESTA SOLA, de hecho cuando estamos físicamente solos, cuando nadie rompe los huevos es cuando más acompañados y mejor estamos, porque tenemos la cabeza llena de temas que despiertan nuestra curiosidad e interés y que queremos descubrir y explorar y aprender y aprehender para luego explotar. Sólos? Nosotros? JA! Pobre del imbécil que diga eso!
    Sólo puede decir eso alguien HUECO, alguien que necesita mirar programas de chimentos o hablar imbecilidades, alguien con un serio complejo de inferioridad, con una malsana insatisfacción por su vida – y la maravilla de estar vivos, con toda la mierda que conlleva, claro.

    Así que no brother, olvidate, la chavala que te parta la cabeza va a aparecer cuando menos te lo esperes – y con suerte va a ser mutuo. Si tenés la suerte que sea mutuo avisanos así nos tomamos un avión para ir a cagarte bien a trompadas por la terrble suerte que tenés.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s