Motivos para no usar una distro Linux: Linuxeros raros y otras especies

Si no instalo Sabayon es por que no me gusta el nombre, no tengo nada en contra de ella… lo se, soy raro :-/

Aunque se que el nombre de Sabayon viene de un postre italiano, a mi me suena a sabañón, y un sabañón es algo feo, y duele.

Así que ya sabéis, si váis a lanzar alguna distro Linux pensad con detenimento el nombre que le váis a poner, que hay mucho linuxero raro por ahí.

13 comentarios en “Motivos para no usar una distro Linux: Linuxeros raros y otras especies

  1. A mí me va a pasar lo mismo que a Linuxman a partir de ahora… xD

    Te entiendo perfectamente, estas manías las tenemos todos, en mayor o menor medida. “Es que usa RPM”, “es que no me gusta el aspecto”, “es que, es que, es que”. Pero bueno, al final da igual, lo importante es usar y apoyar el software libre 🙂

    Sin ánimo de iniciar un “flame”, tampoco te pierdes nada si no pruebas Sabayon. Cuando la probé estaba trabajando con un programa, al que le faltaban traducciones, lo notifiqué y aún estoy esperando noticias.

    Me gusta

  2. Aquí en Chile, que vivimos a los pies de la Cordillera de los Andes, son comunes las bajas temperaturas en invierno así que los sabañones son comunes en la gente, en especial cuando eramos niños y nos tocaba ir a la escuela con 8 grados bajo cero.
    Se cuenta, por aquí, que para sanar de los famosos sabañones, tienes que ir a la casa de tu vecino en la mañana muy temprano o en la noche y tocar a la puerta:

    – Toc, toc, toc! (o ring, ring, según el caso).

    Entonces, cuando tu vecino, pregunte, antes de abrir, ¿quién es? –
    Tu respondes rápidamente antes de huir sin que te vean:

    ¡Sabañones en los pies!

    Al otro día, todos tus sabañones estarán en los pies del vecino y no de los tuyos.
    (es un secreto de la naturaleza).

    Cansado un vecino mío de que le “pegaran” los sabañones, pensó: “Cuando vengan estos críos de mierda a pegarme los sabañones, se van a llevar una sorpresa, porque les contestaré de otra manera”.

    Esa noche, fría como nuestras noches de invierno, golpearon a la puerta de mi vecino:

    Toc, toc, toc!

    Entonces mi vecino, ya advertido, y sonriendo maliciosamente, pregunto:

    – ¿Quién golpea?-

    Y le contestaron: ¡SABAÑONES EN LAS HUEVAS!

    eduardo.

    Me gusta

  3. El helado de Sabayon que tomo en Salto “Uruguay” mientras estoy de vacaciones en febrero me hace subir al 7 cielo y si pienso en el frio que hace en España y pienso en mis compatriotas congelados con sus sabañones mientras estoy con mi heladito rico rico, entonces llego al nirvana.

    No se si os acordareis de un coche todoterreno de la nissan con el fabuloso nombre de “pajero” ese si que no lo compraba nadie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s